Sequedad vaginal: cómo combatirla

¿Sabías que la sequedad vaginal no sólo afecta a mujeres menopáusicas?. Se estima que más de la mitad de las mujeres menores de 50 ha sufrido o sufre falta de hidratación íntima.

Cómo detectar la sequedad vaginal

La falta de hidratación íntima se puede detectar al notar irritación, prurito o picor, sensación de quemazón o molestias durante las relaciones sexuales.

Son muchos los factores que pueden causar sequedad vaginal, desde el bajo consumo de líquidos, pasando por malos hábitos como el tabaco o mala alimentación, factores genéticos o ciertas enfermedades, como la diabetes, o el consumo de ciertos medicamentos, como los anticonceptivos orales.

Hay varias maneras de mejorar la lubricación vaginal para olvidarte de las molestias definitivamente.

Para empezar: limpia adecuadamente tu zona íntima

Como siempre os recomendamos, el primer paso es una correcta higiene íntima que reduzca los factores de riesgo de la falta de lubricación.

Elige geles íntimos que no tengan perfumes o acción secante, ya que afectarán a tu zona íntima empeorando la sequedad.

Recomendamos geles que tengan un pH similar para respetar tu zona vaginal y que estén indicados específicamente para uso íntimo. Existen geles específicos para calmar el picor o la irritación y mejorar la hidratación.

      

Cómo combatir la sequedad vaginal

La manera más efectiva de mejorar tu lubricación vaginal es aplicando cremas, óvulos o cánulas que te permitan mantener la hidratación interna y externa de tu zona íntima. Se puede usar de manera individual o en conjunto para unos resultados más efectivos.

Cremas para la sequedad vulvar

Las cremas íntimas hidratantes se usan sobre los labios vaginales y su uso suele ser exterior, aunque hay cremas que permiten aplicarse en el interior de la vagina. Las consumidoras indican que son muy efectivas para calmar la irritación y el prurito.

        

Óvulos vaginales hidratantes

Los óvulos vaginales son un hidratante íntimo interno en forma de bolitas. Se introducen en el canal vaginal, preferiblemente por la noche, y se deja actuar. Hidrata en profundidad durante la noche mejorando la elasticidad y combatiendo la sequedad.

          

Y, sobre todo, recomendamos el uso de lubricantes específicos durante las relaciones sexuales para evitar molestias y poderlas disfrutar al máximo.

Deja un comentario